Cuatro cenas saludables que te ayudarán a dormir bien

0
39

Lo que ingerimos antes de acostarnos puede afectar a nuestro descanso y además algunos hábitos pueden hacer que no logremos conciliar el sueño, como por ejemplo, irnos a dormir inmediatamente después de haber cenado.

Lo cierto es que la cena es más importante de lo que creemos y estamos acostumbrados a improvisar a última hora y apañarnos con cualquier cosa que encontremos en la nevera.

Cenar en exceso es malo, al igual que no cenar; así que no debes saltarte esta comida si lo que quieres es adelgazar, pues justamente debes hacer todo lo contrario: cenar y saber escoger los alimentos adecuados, ya que de lo contrario podría hasta incluso dificultar la pérdida de peso.

Escoge bien los alimentos

Lo más importante es que evites a toda costa comidas abundantes y copiosas, pues son las responsables muchas veces de que no podamos conciliar el sueño. Debes escoger alimentos poco grasos y de fácil digestión.

Así por ejemplo, podrías plantearte cenas ligeras a base de verduras, lácteos, infusiones, carnes blancas, frutas, pescado azul, miel y yogures, como las que a continuación te proponemos:

Cena 1: Prepárate una ensalada de atún con tomate, lechuga y aceitunas. Antes de acostarte tómate un vaso de leche con miel o un yogur.

Cena 2: Una pechuga de pollo a la plancha con unas verduritas al vapor y algunos frutos secos como almendras o nueces. Después un plátano. Antes de ir a dormir, una infusión de melisa o valeriana para ayudarte a conciliar el sueño.

Cena 3: Salmón a la plancha con brócoli y calabaza o un sándwich vegetal de pavo. Después un Actimel, rico en probióticos y en triptófanos, estos últimos inductores indirectos del sueño.

Cena 4: Ensalada mixta con brotes de lechuga, tomate, manzana, pollo, aguacate y almendras. Tómate una infusión antes de ir a dormir.

Modifica algunos hábitos en las cenas

Además de plantearte escoger bien los alimentos para tus cenas, si modificas algunos hábitos también pueden ayudarte a que duermas como un lirón. Así por ejemplo, siempre escoge pan integral para esta comida y sobretodo siempre bebe agua.

Evita directamente meterte en la cama después de cenar, ya que esto dificultará la digestión bastante. Di no a legumbres, fritos y grasas, pues tampoco son buenos aliados para facilitar el descanso.

Nunca cenes solo una fruta, un vaso de leche o un yogur con cereales, pues seguramente al final te despertarás a media noche con hambre y solamente habrás conseguido desvelarte.

 

Dejar respuesta